EL PERSONAJE MEDIÁTICO

Desde el caballo Imperioso a presentar un programa de televisión en un jacuzzi.

Aunque no exento de polémica, Gil comenzó a obtener una gran popularidad en los años 80 tanto en el mundo futbolístico como en el mundo mediático. Su implacable sinceridad, su lenguaje llano y el cariño de muchos le valieron un papel protagonista para los medios de comunicación.

Telecinco le ofreció presentar su propio programa, debido a la gran popularidad que fue adquiriendo tras convertirse en presidente del Atlético de Madrid en 1987.

Las conocidas imágenes de Jesús en el jacuzzi se debe precisamente a este programa, titulado ‘Las noches de tal y tal’, en el que Jesús comentaba todo tipo de temas variopintos en un ambiente distendido.

Uno de los episodios más sonados fue su agresión a José González Fidalgo, gerente de la Sociedad Deportiva Compostela, en la sede de La Liga. José González se interpuso entre José María Caneda y Jesús Gil cuando el presidente rojiblanco se enfrentó a este tras un intercambio de insultos mutuo por “faltar al respeto a sus votantes” en Marbella. Gil alegaba que Caneda habría comentado que los votantes de su partido “debían de ser tontos”.

Un grupo de actores disfrazados de ultras madridistas amenazó con hacer explotar artefactos en el Calderón si Gil no atendía sus peticiones.

El engaño formaba parte del programa ‘Sorpresa, Sorpresa’, otro de los mejores momentos televisivos de Jesús fue su participación. Entre otras cosas, los falsos ultras pedían entradas que renunciase al que probablemente fuera su mayor fichaje como presidente del Atlético, Futre, para cederlo al Real Madrid.

Amante de los animales

Adoraba a su caballo Imperioso y decía que lo ayudaba en los fichajes de jugadores del Atlético de Madrid. Tanto cariño tenía que este incluso participó en el desfile del doblete que tuvo lugar en el Paseo de la Castellana en 1996. También llegó a tener un pequeño cocodrilo llamado Furia, regalo de Fidel Castro, que finalmente entregaría al zoo de Madrid.

Descubre más

Amante de los animales

Adoraba a su caballo Imperioso y decía que lo ayudaba en los fichajes de jugadores del Atlético de Madrid. Tanto cariño tenía que este incluso participó en el desfile del doblete que tuvo lugar en el Paseo de la Castellana en 1996. También llegó a tener un pequeño cocodrilo llamado Furia, regalo de Fidel Castro, que finalmente entregaría al zoo de Madrid.

Descubre más

El Pionero. Una serie de no-ficción sobre Jesús Gil.

DESCUBRE LA SERIE